Ficha técnica

Título: Con fin a dos
Autor: Fernando García Pañeda
Editorial: Bubok Editorial
Páginas: 290
Fecha de publicación: 2019
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788468548531
Precio físico: 16,00 €
Formato: mobi, ePub
Precio eBook: 4,74 €

Sinopsis

Jorge y Cris son dos lobos solitarios que apenas se conocen de vista, a pesar de vivir ambos en pisos contiguos del mismo edificio. Una casualidad les lleva a conocerse y entablar una conversación el mismo día en que se decreta el estado de alarma en todo el país. La soledad, pero también la coincidencia de gustos y de ingenio, les une. Día a día, después de reconocerse como iguales, comienzan a enamorarse.

Sin embargo, la aparición de un ex novio conflictivo y una hermana hiperactiva, pero sobre todo la sospecha de que tienen un vecino homicida, sembrarán su relación de dudas y dificultades. Dudan si estarán en lo cierto o simplemente se han dejado llevar por sus comunes gustos cinéfilos y su poderosa imaginación. Las situaciones imprevistas a las que se tendrán que enfrentar «a dos» durante varias semanas de confinamiento resolverán sus dudas.

Reseña

Antes de nada quiero pedir públicamente perdón por la tardanza de esta obra. Creo que ha sido esperpéntico todo lo que ha sucedido con ella; es que suena a invención total pero no lo es. A modo de resumen, antes del confinamiento perimetral de Navarra fui a casa de un amigo en otra comunidad. Allí me dejé, junto con otras cosas, este libro. Lo que parecía que iba a tardar nada en tenerlo, se convirtió en semana tras semana sin poder quedar, así que decidimos enviarlo por Correos. El libro se pierde y tardan en dármelo más de un mes. Pero para más inri, una amiga vino a mi casa y me preguntó si podía llevarse un libro. Le dije que cogiese cualquiera que le gustase, así que ya podéis imaginar cuál cogió… Tengo más de 50 libros aquí y tuvo que coger ese concreto, aunque todo hay que decir que no me molesté en preguntar qué libro había cogido. Pero, ¿a que no sabéis quién estuvo confinada por covid-19 más de un mes? Correcto… Ni Bilbo Bolsón tuvo tantas aventuras como esta novela. Así que tenía claro que se merecía, como mínimo, ser la primera reseña del año.

Y después de todo esto, entremos en faena. El tema del covid-19, el confinamiento y demás han dado lugar a un nuevo género en el mundo literario, del manga y del anime o, al menos, a la resurrección de obras cuya trama gira en torno a todo lo que sucede por infecciones masivas de cualesquiera que sea el origen del patógeno. Pero en este caso no tenemos un obra centrada en la pandemia, en sus consecuencias o en las aventuras de la gente que la sufre, sino realmente tenemos aquí una novela que aborda, desde el punto de vista de cada uno de los protagonistas, el conocer a alguien y todos los pasos que siguen desde la amistad hasta el enamoramiento en una situación provocada por el confinamiento. Es decir, literalmente tenemos en las manos una sitcom de corte romántico, aderezada con un poco de suspense, cuya trama gira al hecho de dos personas que son vecinas y solo se conocen debido al confinamiento. Interesante, ¿verdad?

«—¿Oscuros como los míos?

—Calla. Sabes a qué me refiero. oscuros no, cómo decir… voilé…

—Si, opacos, sin vida.

—¡Eso, opacos! Tú también lo has visto, ¿no?

—A ver, de qué le acusas, ¿de asesino o de feo?

Tú ríete, pero sospecho que hay algo… […] Y no me vengas con esos cuentos de la sobrevalorada intuición femenina porque no lo soporto. Y no te calles ni me mires con aires de superioridad. Os creéis muy listos pero no sois capaces de superar vuestra infancia.

Se limitó a levantar las manos en señal de rendición. Chico listo. Me calmó con alguna lisonja y, de forma creíble, aseguró que estaría encima del psicokiller y que sabría como hacerlo.»

Jorge es un joven que está confinado en su hogar, con una vida como la de tantos españoles: sin vida social, teletrabajando y saliendo a la calle para hacer la compra a lo sumo. En una de estas salidas a por provisiones, se encuentra de forma casual a una vecina, Christiana, con la que nunca ha hablado más que un hola, cargada con la compra y decide ayudarla, saltándose todos los protocolos. De esta manera tan inocente se conocen dos personas y, desde ese punto, la historia avanza narrada desde los puntos de vista de ambos personajes, en primera persona, cada uno con una personalidad y cusuística totalmente diferente. Por tanto, no se conocerá solamente la vida de cada uno a través del prisma de ambos, sino que tendremos grandes dosis de eso que hacemos todo el mundo cuando estamos conociendo a alguien: desde hacer planes sobre qué decir, qué hacer, etc., hasta cuestionarse todo y pensar que se ha metido la pata hasta el fondo.

Dada la diferencia de actitud de los protagonistas, tenemos una historia sumamente rica y real; además, dada la estructura de la obra, muy intimista. Jorge había visto a Christiana y rondaba su mente, pero nunca se había atrevido a nada. Su actitud es la de muchos cuando nos sentimos atraídos por alguien: dudas, cuestionarse todo, intentos de sorprenderla… aderezados todo con inteligencia, una excelente labia y un gran carisma. Christiana, mujer inteligente y culta, está en un ERTE, sumergida en una espiral de aburrimiento y hastío por la situación, por lo que Jorge le supone un dinamismo en su vida que hasta ahora no ha tenido. Pero su corazón tiene como objetivo bloquear cualquier sentimiento hacia los hombres, intentando ahuyentarlos, por lo que el prisma de Christiana se enfoca más en la rotura de su barrera y cómo intenta que eso no ocurra. ¿Aguantará la coraza de Christiana? ¿Llegará a resquebrajarla siquiera Jorge?

«Qué extraños somos los seres humanos. Tan fuerte, enérgica, consistente como era; tan frágil y delicada como la veía en ese momento. Una persona ambivalente, compleja, una heroína de verdad con su talón de Aquiles. De las pocas por las que merecen la pena perder la cabeza.»

Por tanto, tenemos una historia de una amistad totalmente inesperada, llena de discusiones y debates interesantes, puyas, cortes y críticas, que van haciéndose cada vez más intensas y cargadas de sentimientos, para lo bueno y para lo malo. Y, para más inri, esto se combina con que Christiana está convencida que un vecino ha matado a su esposa, por lo que se propone averiguar la verdad. Esto provoca cantidad de situaciones que se entrelazan con la historia de amistad-romance, dando un toque cómico y serio muy curioso. Pero como en la vida real, a medida que su relación avanza, también lo hacen las complicaciones y los momentos duros, apariciones que solo buscan hacer daño y momentos de duda, pero también de amor. Imposible no verse reflejado.

Dejando a parte el tema de la trama, del que me he extendido en exceso, los lectores habituales del blog saben que no soy dado a leer novela romántica, pero la premisa me llamó la atención -en parte gracias al juego de palabras con el título, simplemente genial-. Además, dada la situación reinante en el país, la escena de dos vecinos del mismo bloque que no se conocen y que acaban quedando, haciendo planes juntos e, incluso, desarrollando sentimientos debido a que están literalmente solos era de lo más verosímil. Curiosamente, a mí me ha ocurrido algo similar una vez empecé a leer el libro, pero no ha sido durante la pandemia sino durante el confinamiento perimetral que sufre Navarra desde hace meses: dos personas sin mucho trato en el trabajo y que, a priori, eran de mundos distintos acaban pasando mucho tiempo junto debido a que están completamente solos aquí. Entonces me ha sido sumamente fácil empatizar con la situación, más aún de lo normal, y he entrado en un juego con el autor para ver en qué se parece mi situación y en qué se diferencia. Además, el hecho de ser una lectura amena y ligera, de tener un tono relajado con numerosos momentos divertidos -como toda buena sitcom-, hace que sea una lectura más que agradable, a pesar de que inicialmente el tema de una obra cuya trama gire entorno al confinamiento pueda echar a la gente hacia atrás.

En cuanto a la narración, Fernando García no es desconocido para mí, por lo que ya sabía de su calidad literaria. Pero claro, no pensé que tras Todos tus nombres (obra que yo leí con el nombre de Operación Black Death, es decir, antes de ser tan conocida como ahora), con corte thriller histórico, pues no pensaba que se pudiese desenvolver tan bien en un género y una estructura de novela tan diferentes y, sobre todo, con una temática que puede levantar recelos debido a que mucha gente tiene demasiado presente el confinamiento. Pero en cambio, gracias a su gran pluma, a un lenguaje sencillo y directo, y a una gran capacidad para atrapar al lector, manteniendo constantemente una pequeña atmósfera de incertidumbre -provocada en parte por todo lo que rodea a Jorge y, sobre todo, la investigación de asesinato- incluso cuando no hay acción, nos regala una obra atípica, atractiva y que aflorarán los sentimientos del lector hacia sus personajes.

Como conclusión, una historia amena, divertida y cargada de sentimiento; una historia real que podía ser la de cualquiera de nosotros. Historia muy recomendada que, aunque alguien piense que está lo suficiente harto del covid-19 como para leer algo sobre él, merece la pena darle la oportunidad. Convencido de que no se arrepentirá.

¡No te pierdas
ni una sola reseña!

Suscríbete a la newsletter

4 respuestas

  1. Vaya, pues me ha encantado leer la peripecias por las que ha tenido que pasar el libro, menuda aventura. El libro como tal no me interesa en parte por el género romántico, que no es lo mío, y que todo este tirón de libros sobre el confinamiento me dan mucha pereza. No solo me parece aprovechar el tirón de la situación (como pasó con los libros de vampiros que surgieron tras Crepúsculo), como porque me parece que es una obra que busca entretener y poco más y yo busco algo que me aporte cosas nuevas.

    Un saludo,
    Laura.

    1. ¡Hola!
      No me salía que tuvuiese comentarios, lo siento.
      Realmente es lo que dices, es una obra que busca entretener pero lo hace divinamente. Al final una obra -ya sea libro, película, serie, etc- es buena o es mala, desde mi punto de vista, si cumple el objetivo. Y aunque no va a ser un libro que se estudie en la carrera de Filología, la verdad es que creo que merece la pena.
      Por suerte la cosa va de gustos y podemos elegir. Yo también era reticente pero acabé encantando.

      Y muchas gracias por leer la reseña 😀

      ¡Un saludo!

  2. Madre mía, ese libro ha viajado casi más que yo JAJAJJA

    Me parece muy interesante el fenómeno «literatura de pandemia» que se está viendo en el panorama literario últimamente (y que imagino que aún durará, al menos, un par de años). A decir verdad, aunque ha empezado hace nada, ya me da algo de pereza. No obstante, a este considero darle una oportunidad.

    ¿Razón? He leído «Del amor y otras pandemias» y me dio la sensación de que la pandemia era algo totalmente secundario. Había un par de mascarillas por ahí de fondo, gel hidroalcólico y poco más, pero no captaba realmente lo que había supuesto el confinamiento. Por la reseña, siento que en este libro el confinamiento puede estar mejor integrado, así que apuntadísimo queda.

    Gracias por la reseña!

    1. Hola!
      Perdón por no percatarme del comentario. En este caso es lo que dices, la pandemia es secundaria. La historia podría haberse ambientado en un bosque nevado en pleno enero de la Laponia y habría dado el pego.
      Pero el autor desliza elementos pandémicos y crea situaciones a través de ella de manera magistral, haciendo que tengamos una obra con mucho humor. O eso me parece.

      ¡Gracias a ti por leer!

¡Comparte con nosotros tus impresiones! ¡Puedes usar WordPress, Twitter, Facebook o Google!

A %d blogueros les gusta esto: