Ficha técnica

Título: KonoSuba!
Tít. original: Kono Subarashii Sekai ni Shukufuku wo!
Serie: KonoSuba! 1 (vol. 1 y 2)
Tomos: 6 (tomo doble en español)
Autor: Natsume Akatsuki
Dibujante: Masahito Watari
Editorial: Ivrea
Traducción: Pablo Farias Alves
Páginas: 400, b/n
Fecha de publicación: 2020
Encuadernación: Tapa blanda, sentido japonés
ISBN: 9788418271731
Precio físico: 14,00 €

Sinopsis

Kazuma Sato es un hikikomori que disfruta como un bellaco con los videojuegos, el manga y el anime. Un día decide salir de su casa, sufre un desafortunado accidente y fallece. Cuál es su sorpresa al ver que aparece en un limbo junto a una diosa llamada Aqua que le ofrece enviarlo a un nuevo mundo con tintes roleros y -además- concederle un deseo. Pero antes, Aqua se ocupa de humillarlo porque la muerte que él pensaba que había sido heroica salvando a una chica de ser atropellada, resulta ser lo más patética y cutre que te puedas echar a la cara. Lo único que se le ocurre al bueno de Kazuma es usar su deseo para que Aqua lo acompañe al nuevo mundo y se una a él en sus peripecias para derrotar al Rey Demonio.

En su nueva aventura encontrará una gran variedad de personajes a cada cual más cazurro, formando equipo con la pesada de Aqua, con Megumin, una maga loca por las explosiones y con Darkness, una paladín aficionada al sadomasoquismo. Viendo que su equipo está mal de la cabeza y que todas son más tontas que un zapato, Kazuma decide disfrutar de su nueva vida a lo grande, pero al final se las tendrá que ver con los generales del Rey Demonio que se cruzarán en su camino… y con sapos, un montón de babosos batracios.

Reseña

Un serie que ha escrito su nombre en los isekai cómicos.

Como podéis observar, los isekai es mi género favorito en el anime, manga y novela ligera. Puede parecer que todos son iguales y, en cierta manera, lo son, pero dado que un isekai es ir a otro mundo, se abre un abanico de muchísimas posibilidades, por ejemplo, personajes inicialmente poderosos de otros mundos (como en Kono Yūsha ga Ore TUEEE Kuse ni Shinchō Sugiru), personajes débiles que se hacen poderosos (Tate no yūsha), personajes que quedan atrapados en un videojuego (Log Horizon, Overlord o Sword Art Online), o personajes sumamente débiles, que generalmente siempre tienen un gran componente cómico. Y es en este estamento en el que se encasilla esta serie de novelas ligeras que fueron adaptadas, primero al manga, luego al anime, cine e, incluso, videojuego.

Tal y como comenta la sinopsis, tenemos de protagonista a Kazuma, un hikikomori -persona que abandona por completo la vida social, generalmente con confinamiento y aislamiento extremo voluntario- que muere de forma patética, burlándose todo el mundo. Es resucitado por Aqua, una diosa que ayuda a las almas y que busca guerreros que luchen contra el Rey Demonio. Aqua le ofrece que le pida cualquier cosa: poder, dinero, habilidades especiales… Pero Kazuma la elige a ella, y la diosa se ve arrastrada al mundo donde ha mandado a Kazuma.

En un mundo tipo RPG japonés cuyo sistema de nivel para por puntos y que para aprender habilidades deben enseñártela, Aqua, al ser una diosa, empieza siendo archisacerdotisa pero con la suerte por los suelos. Por contra, Kazuma tiene un solo atributo bueno, la suerte, por lo que es no le servirá para mucho y tendrá que empezar como aventurero básico. No mucho más tarde, se les une a su grupo una demonio carmesí, Megumin, experta y poderosa maga en la magia explosiva. Lo que al inicio parecía un excelente fichaje se convierte en un chasco, ya que Megumin solo conoce un tipo de magia, la explosiva de alto nivel, y solo puede lanzar un hechizo al día -eso sí, destrozando absolutamente todo- ya que se queda sin energía y debe ser llevada a cuestas. Y por último se les une una paladina pervertida, Darkness, cuyo único objetivo es que le ataquen y la humillen, incomodando a todo el mundo; tiene una excelente defensa pero no acierta un solo golpe. Y con este equipo, se proponen derrotar al Rey Demonio… O eso creían, porque la realidad es que van a tener que trabajar para subsistir y pagar las deudas por los destrozos ocasionados.

Desde que salieron en 2013 las novelas ligeras, KonoSuba! se convirtió rápidamente en uno de los iconos de los isekai, tomándose como referencia para catalogar a los demás. Aparte de su condición de aventura fantástica y del humor, lo que ha hecho que esta serie sea tan famosa son sus carismáticos y peculiares personajes y las situaciones tan absurdas en las que se meten por ser como son. Compagina de manera sobresaliente los momentos más serios con los más humorísticos, sin que se note forzado, con un humor en muchas ocasiones absurdo pero muy bien construido.

De los personajes, podríamos destacar a dos que, desde mi punto, son los que principalmente hacen girar la historia por la parte humorística: Megumin y Darkness. Megumin es el personaje más carismático de toda la serie, con unas líneas muy definidas de su personalidad,  pero que a medida que avanza la serie, se puede observar una evolución y una profundidad que no tienen los otros. Las situaciones que provoca esta loli son siempre motivo de risa, y lo hace de una manera tan natural que se entiende perfectamente porqué es el personaje favorito de la mayoría. Darkness, por su contra, si bien es un personaje que provoca muchas risas también, lo hace por su condición de inoportuna pervertida en las situaciones menos propicias, y las primeras veces no se espera el lector sus reacciones o lo mala que es peleando. En este caso, es un personaje más constante, siguiendo su línea, aunque más adelante aumenta su complejidad.

En cambio, Kazuma es un personaje que se me ha hecho cargante en muchas ocasiones por su actitud, con un toque pervertido mucho más básico que el de Darkness, que busca el engaño y el salir airoso de sus situaciones. Pero a pesar de esto, su construcción es excelente; es un personaje creado expresamente para eso, para ser «patético», con una nula pretensión de hacerlo el más poderoso -como suele ser lo habitual-, pero que con su grupo de amigos es capaz de conseguir las cosas. En este espectro también está Aqua, una diosa tsundere y egoísta a más no poder, con un tremendo poder pero es una ayuda inútil o contraproducente la mayoría de las veces, pero que tiene algo que hace que se sienta cierta ternura por ella.

Por tanto, tenemos una parodia de los isekai y universos fantásticos, llevando al extremo las diferentes personalidades que suelen habitar en estos mundos y juegos de rol,  junto con elenco de personajes «idiotas» que se compaginan de manera maravillosa, haciendo que el lector quiera saber más de sus aventuras aunque la situación sea recoger lechugas. Por todo ello, KonoSuba! es un shonen como la copa de un pino. Una serie repleta de humor, acción, unos personajes geniales, momentos de reflexión y algún que otro romance escondido. Pero ya. No se le puede buscar una complejidad que no tiene. Y como más se disfruta es, precisamente, así, sabiendo que es un manga con poca profundidad en la psique de los protagonistas -al contrario de, por ejemplo, Tate no yuusha– y que la sustituye por un humor excelentemente construido, centrándose principalmente en las interacciones que tienen los protagonistas. Y es precisamente por esto por lo que es tan valorado KonoSuba!. Dentro de las novelas ligeras, animes y mangas fantásticos cómicos, este está en la cima por méritos propios.

En cuanto al dibujo, Watari ha realizado un excelente trabajo. Con un estilo moe muy simpático, y un tono más juvenil que el mostrado inicialmente en la novela ligera, es un dibujo en el que abunda los detalles, sobre todo en las vestimentas y en las expresiones, con las que resulta imposible no sonreír. Me llama la atención la relativa ausencia de escenarios cuando los personajes interactúan, ya que suelen estar las viñetas en blanco o con el mínimo «mobiliario», algo que choca con los detalles de los personajes y que estoy seguro que está hecho así a posta.

Por último, comentar la edición. Ivrea nunca decepciona y, como no podía ser de otra manera, tenemos un producto de calidad. La serie entera será a doble volumen por tomo, con lectura a la japonesa y algunas ilustraciones a color al inicio y en la separación de los tomos.  En la sobrecubierta, a modo de regalo, se encuentra un relato corto exclusivo de la mano de Akatsuki.

Como conclusión, un manga recomendadísimo para todos los amantes de la fantasía y el humor, con una lectura ágil, risas garantizadas gracias a unos personajes con carisma y unas situaciones de lo más absurdas. Si quieres introducirte en el mundo de los mangas fantásticos, este es una opción casi obligada.

¡No te pierdas
ni una sola reseña!

Suscríbete a la newsletter

2 respuestas

  1. No sé, no sé, me han hablado bien de él, pero mi incursión en este género no me está dejando muy convencida y no estoy segura de que fuera a gustarme del todo, pues este humor no suele hacerme gracia. Lo pensaré.

    1. ¡Hola!
      Es cierto que es un humor bastante simple, pero está muy bien creado. Esta obra tiene el mérito de ser canon dentro de los isekai y de la comedia de aventuras, por lo que, a priori, está un peldaño por encima de las demás. ¡Pero luego todo va a gustos!

      Si algún día le das una oportunidad, es muy probable que no te arrepientas.

      ¡Un saludo!

¡Comparte con nosotros tus impresiones! ¡Puedes usar WordPress, Twitter, Facebook o Google!

A %d blogueros les gusta esto: