Ficha técnica

Título: Cuentos Para Pensar
Autor: Jorge Bucay
Editorial: Debolsillo
Páginas: 186
Fecha de publicación: 2006
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9789875662070
Precio físico: 499,00 ARS
Formato: ePub
Precio eBook: 299,99 ARS

Sinopsis

Durante su larga y fecunda trayectoria profesional, Jorge Bucay ha recurrido siempre a los cuentos no solo como un mecanismo para ayudar a sus pacientes, sino también como un medio para reflexionar, junto con ellos, en torno a algunas de las preocupaciones fundamentales del ser humano. Este libro, uno de sus más leídos, reúne muchas de estas inspiradoras historias.

Tras llevarnos de la mano por los senderos mágicos de los cuentos ancestrales de «Déjame que te cuente», Jorge Bucay nos ofrece ahora estas historias, fruto de su propia inventiva. Su objetivo es crear un vínculo con el lector en el que el cuento se convierta en un lazo único con el escritor. Bucay ante todo hace una apología de la solidez y la fiabilidad de la indiscutible mirada del sentido común.

Reseña

Jorge Bucay es un médico psiquiatra y psicoterapeuta argentino nacido en Buenos Aires en el año 1949. Es columnista habitual en cinco radios de Latinoamérica  y también de nueve periódicos, siete en España, uno en México  y uno en Portugal.

De sus trece libros publicados, Cuentos para pensar es el que he tenido la oportunidad de leer hasta el momento (me lo prestó mi hermana, ¡que no se entere que no se lo devolví!). Consta de 29 cuentos, incluidos el Prólogo y la Introducción, que dejan reflexiones muy variadas acerca de las relaciones sociales, la vida cotidiana, valores, adversidades, entre tantas cosas que uno es capaz de encontrar según la actitud con la que empiece la lectura.

Esta antología de cuentos es muy llevadera, el lenguaje es sencillo y la lectura es rápida. Algunos cuentos, ¡son muy cortos! de a penas algunos párrafos. Mientras, otros tienen un desarrollo más largo que no excede las cinco páginas de extensión. Entre mis favoritos están: El buscador, El temido enemigo, Juan Sinpiernas, Solo por amor, Joroska y La ciudad de los pozos

Los dos primeros son mis preferidos. En más de una conversación me encontré con la oportunidad de narrar la historia de El Buscador y ¡cómo la he aprovechado! Este cuento permite reflexionar acerca de el tiempo y cómo resumimos nuestra vida con un simple número, lo que significa la muerte para cada uno y de qué manera medimos aquello que vale la pena en el transcurso de nuestra vida.

«Abdul Tareg, vivió 8 años, 6 meses, 2 semanas y 3 días.

Cuando alguien se muere,

es nuestra costumbre,

abrir su libreta

y sumar el tiempo de lo disfrutado,

para escribirlo sobre su tumba,

porque Ese es, para nosotros,

el único y verdadero tiempo VIVIDO.

Por su parte, El temido enemigo nos deja pensando acerca las supersticiones, nuestras actitudes neuróticas y el intento de control absoluto sobre nuestro destino. Haríamos cualquier cosa para evitar un obstáculo que nos impida completar nuestro objetivo y muchas veces evitarlo significa eliminarlo. Esto implica perder la oportunidad de aprender de aquel, conocerlo y darnos cuenta que, al final, necesariamente no hacía falta considerarlo un obstáculo, sino, quizás, una herramienta capaz de ayudarnos a transformar el presente y nuestro futuro.

Gandalf y Theoden | El Cadillac Negro
Fotograma de El señor de los Anillos: las Dos Torres. Gandalf (izquierda) y Theoden (derecha)

«Vamos por el mundo odiando y rechazando aspectos de los otros y hasta de nosotros mismos que creemos despreciables, amenazantes o inútiles… y sin embargo, si nos damos tiempo, terminamos dándonos cuenta de lo mucho que nos costaría vivir sin aquellas cosas que en un momento rechazamos.»

Además, la presencia de un personaje sabio en las historias me es muy atrayente, es el típico sabio al que todos temen porque dicen la posta y lo que predica se hace realidad. Como narra Dumas en Veinte años después «Urbano Grandier no era hechicero, sino sabio, lo que es muy diferente. No profetizaba el porvenir, pero recordaba lo pasado, lo cual es mucho peor a veces» (Capítulo XVIII). La figura del mago en esta historia tiene un significado similar, como en muchas otras historias. Hay que cuidarse de los magos y hechiceros porque la mayoría de veces no conjuran con sus hechizos o sus talismanes sino con su sabiduría, y eso es mucho más poderoso… Por supuesto que esta es mi impresión del cuento, ¡depende de cada uno!

Por último, pero no menos importante, el cuento que más me gusta y puedo narrar de memoria es La ciudad de los pozos. Un relato para tomar conciencia del materialismo y la posesión de bienes innecesarios, la búsqueda del equilibrio y la paz interior; aprender a alejarnos de aquello que no nos nutre y solo nos destruye, de lo que puede ser para todos pero no para uno.

No sé porqué pero mi imaginación de esta ciudad de los pozos me recuerda a Centralia, ciudad de Estados Unidos que desde 1981 arde constantemente a causa del fuego de las minas subterráneas.

Recomiendo, por experiencia propia, no nombrar a Jorge Bucay en una clase sobre Psicoanálisis puesto que «Jorge Bucay es muy cuestionado por los psicoanalistas» (en palabras puras de mi profesora. Esto fue luego de haber contado esta historia frente a toda la clase en un arranque de entusiasmo durante la puesta en común sobre la lectura de El malestar en la cultura).

¡No te pierdas
ni una sola reseña!

Suscríbete a la newsletter

¡Comparte con nosotros tus impresiones! ¡Puedes usar WordPress, Twitter, Facebook o Google!